Confía en tu perro, cuando detecta al mentiroso

El perro tiene un instinto muy desarrollado e inteligencia social que no lo tiene el ser humano

Se han muchos vídeos sobre estos ángeles porque está mal llamado mascota. Gente que no saben tratarlos, gente que se enamoran de ellos, apenas te conocen y mueven su rabo o quizás te miran de una forma que te hacen derretir.
Pero una de las cosas que ellos saben detectar, que tu no, es la confianza. Cuando ellos sienten que si pueden confiar en esa persona que les acaricia la cabeza o los abrazan, ellos se dejan amar.
Lo mismo ocurre con un niño o con una persona, quienes tienen un instinto y sienten que esa persona o cosa no es confiable. Pero, los perros tienen un comportamiento e inteligencia social mucho más sofisticada, más que el ser humano.
Al igual que ocurre con los niños si se le miente, llegará en un momento dado en que perderá esa confianza que tenía hacia un adulto, lo mismo le sucede al perro, si a un perro se le miente con frecuencia, terminará perdiendo la confianza en la persona y comenzará a actuar como si no pudiera confiar en la información que este le brinda.
¿Sabías que los perros solo utilizan la información y siguen las órdenes de las personas que son dignas de su confianza? El perro de por sí mira todo lo que lo rodea, detecta al minuto si es de confiar o no la persona que tiene enfrente.
Los perros son capaces de realizar juicios sobre la personalidad y los comportamientos de las personas, sea o no su amo, y no generalizan sus resultados a todas.

La sofisticada Inteligencia Social de los perros

Los psicólogos están convencidos, de que los perros tienen una Inteligencia Social mucho más agudizada de la que suponemos. Si lo comparamos con un niño de 5 años, el niño desconfía de otras personas, pero si su madre está presente, no desconfiará, porque ésta es la primer persona en la que los niños confían: en su madre.
En realidad, la inteligencia de los perros han ido evolucionando a lo largo de las décadas, sobre todo debido a la estrecha relación que han mantenido con las personas. Por eso, los perros entienden todo lo que se les dice u ordena, y  su cerebro procesa el lenguaje de manera bastante similar a como lo hace nuestro cerebro; es decir, no solo se guían por el tono emocional de nuestro discurso como amos, sino también por el significado de las palabras.
Si observan bien, los comportamientos de los canes, jamás les temen a los niños o bebés, jamás van a pensar que no son dignos de confianza, es por eso que ellos en su instinto, los cuidan, los miman, les juegan y hasta los cubren si es necesario con una manta mientras duermen y se ponen bien a su lado como diciendo:“nadie te hará daño, mientras yo esté a tu lado”.
Lo mismo pasa, si sienten que su amo o cualquiera de la familia les pasa algo. Ellos observan todo, su contacto visual y los sentimientos están por encima de todo.
Por tanto, los perros tienen una Inteligencia Social muy desarrollada, que les permite interactuar con las personas y regular su comportamiento en base a la información que obtengan.

Related posts

Leave a Comment

*