Testimonios de varias personas con discapacidad que son contratadas y luego de cobrar la bonificación, los dejan en la calle

discapacitados

¿Qué está sucediendo con algunos empresarios?

Varias personas con discapacidad, han denunciado que es inconcebible que empresas cojan a personas con discapacidad y luego cuando le pagan la bonificación al empresario por haber cogido a un discapacitado, lo echan a la calle para continuar cogiendo a otros. Claro que esto no es delito, puesto que los empresarios aclaran que no ha pasado la prueba y con eso tienen cubierto para que no se les lleve a juicio.

Este es uno de los testimonio recogidos de algunos discapacitados.

Carlos, 53 años, discapacitado, casado con dos hijos: -Tengo una angustia atroz, nos dijo- dado que supuestamente después de tanto tiempo, me había cogido una empresa de mosaicos para trabajar atendiendo como recepcionista. Estaba feliz, porque a pesar de tener los años que tengo, no conseguía trabajo. Ya se sabe que cuando uno pasa una cierta edad, la gente no coge gente “vieja”. Tengo estudios universitarios, pero no tenía suerte. Pues la empresa que estuve antes trabajando durante 15 años, cerró aduciendo que presentaba quiebra.

Fui feliz a mi nuevo trabajo, había camaradería, pero nunca pensé lo que el empresario iba a hacer conmigo. Estuve 87 días trabajando y antes que se cumplieran los tres meses, o sea, los 90 días, me dijo que fuera a su oficina, y allí me informó que no había pasado la prueba. Le dije que era imposible, porque siempre había llegado puntual al trabajo, sabía cómo debía moverme dentro de una recepción, pues mi tarea era atender clientes, contestar llamadas, pasar llamadas, derivarlos al departamento que correspondía y llevar una lista de lo que entraba y salía del almacén. Hasta me hacía hacer unos recados fuera de la oficina. Cumplí con todo lo requerido:¿ y me dice que no he pasado el período de prueba?Firmé en disconformidad y me fui muy triste.

Pasado unos días, me encuentro con unos discapacitados buscando trabajo en una ETT para un puesto de trabajo y hablando, les comenté a los que estaban a mi lado, lo que me había sucedido en otra empresa. Entonces ambos me dijeron que no me preocupara, que los empresarios ahora se han avivado, nos cogen para cobrar la bonificación, así van pagando las cuentas que deben o lo reservan ese dinero para darse ciertos caprichos y que eso no es delito ni está penalizado, así van acumulando dinero a costa nuestra- me dijeron.

Lleno de bronca y rabia, salí de allí sin presentar mi currículo ni mi documentación donde decía que tenía discapacidad, y me juré a mi mismo que si alguna empresa me debía coger para trabajar, que me coja, pero no ganarán dinero a costa mía por mi propia discapacidad. Solo espero que otros discapacitados como yo, no les ocurra lo mismo y que esto se penalice a “los listos empresarios” que quieren dinero de arriba.

Related posts

Leave a Comment

*