Dimite Pedro Sánchez, quién quería ser Presidente de los Españoles

dimite-pedro-sanchez

El final, de Pedro Sánchez

Era de esperar que Pedro Sánchez al final renunciara. Sus ansias de llevar al hundimiento al Partido Popular y ser él el presidente de los españoles, no le ha servido de nada.

Sus mismos correligionarios, no querían ya saber más nada ante la postura que tenía. A muchos les viene bien esta renuncia, y a otros en cambio, no les satisface esa renuncia casi anunciada. Sus puntos de vista no eran ya bienvenido, por lo que podría haber habido un caos interno. No obstante, Pedro Sánchez se mantuvo hasta último momento en sus propios pensamientos. Doblarse si, pero quebrarse no, es como aquella cita del libro de “Los árboles mueren de pie”.

Aprovechando esta circunstancia, la tensión entre el gentío apostado en la calle Ferraz, en Madrid había aumentado en ese momento, la policía custodiaba, mientras a la salida varios de los delegados del comité federal, se encaminaron a algunos de los bares cercanos a tomar un refrigerio. Se escuchaba en todos lados:“¡Pedro, sí! ¡Susana, no!”, era así como la muchedumbre se agolpaban aún más a las puertas de la calle Ferraz, dejando un estrecho pasillo a quienes iban y venían a la sede.

Se podría decir que el desgaste, las disputas internas o los resultados electorales propiciaron la salida del Secretario Generales del PSOE Pedro Sánchez. Ahora bien, ¿cuántos han sido los Secretarios Generales que han renunciado a continuar al servicio del PSOE?

La etapa de Pedro Sánchez  frente al PSOE será recordada por una lista de enfrentamientos internos y desastres electorales. Hubo una relación por parte de Pedro Sánchez en la que se encrudeció con la actitud que cogió como secretario general tras los comicios del 20-D y el 26-J, que alimentaron las críticas de sus barones.

Pedro Sánchez primero: intentó una investidura fallida en marzo después de haber obtenido el peor resultado de la historia del PSOE en unas elecciones generales (90 diputados) y en la segunda vuelta (85 diputados). Pedro Sánchez de esta forma, aumentó la tensión de la guerra interna socialista al lanzar un órdago a los críticos que llevó a la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva. Triste final, para una persona ambiciosa que no se prestó al diálogo y a reconocer sus propias equivocaciones

Related posts

Leave a Comment

*