Cada político piensa en su partido, pero no piensa en España

Un Pedro Sanchez derrotado

¿Habrá diálogo y acuerdo hoy, después de una batalla campal de ayer?

En estos días de debate actual, lo único que piensan los políticos es en su propio partido, en vez de pensar en España y en sus ciudadanos. Cada cual expone sus ideas, sus consejos y lo que van a hacer para España, pero se ve a claras una guerra sin fin en la que no se quiere llegar a acuerdos concretos.

Sanchez atacando a quien se oponga a sus ideas e Iglesias bastante grotezco en sus expresiones, que los presentes allí, hasta lo han abucheado, lo cual ha sido un papel muy bajo si quiere asumir como Presidente o aunar acuerdos.El Congreso de Diputados está que arde.

De momento los que han guardado composturas, tratando de llegar a acuerdos es el actual Presidente Rajoy y Albert Rivera, que muy seguros de si mismos exponían sus posturas. En realidad, Sanchez de momento no tiene las de ganar, ya que aleja cada vez más a sus contrincantes. Rajoy se reivindica como líder. Por lo que si se va a segunda vuelta, puede que gane el actual Presidente en el mes de junio.

No se puede estar respondiendo golpes con más golpes con la palabra entre políticos, no es ni ético ni diplomático. Deben pensar en España, no en quién es más fuerte y ganar las elecciones. Es verdad, que dicen cuando un político quiere ganar las elecciones piensan y comentan: “Démosle al pueblo lo que quiere escuchar y luego más tarde sabrán la verdad”, triste pero cierto.

Por lo que el papel que actualmente están haciendo Sanchez e Iglesias, se ha ido a que muchos vean lo que en verdad son, mientras que Rajoy, que es un hombre honrado, responsable tratando de vigilar que no hagan más tonterías con esto de los acuerdos, que piensen en una España que vale la pena sacarla adelante. Él mismo le dice  a los otros políticos que no se pueden despachar con ese desprecio el trabajo de los demás.

Como elegante y responder de forma contundente ante agravios, era la postura de Rajoy y lo ha demostrado para desterrar el insulto y la descalificación. Los espectadores que siguen estos acuerdos por la televisión, creen y dan por sentado, que habrá una segunda vuelta temiendo por esta España que de momento solo espera que piensen en ella y no en un voto para que un político se vaya a sentar en el trono presidencial

Related posts

Leave a Comment

*