Hasta, ¿qué punto puede llegar una mujer de vanagloriarse diciendo que Alá se lo ordenó?

Gulchejra Bobokulova

Tan mal está el mundo hoy en día, que el apocalípsis que estamos viviendo, es algo que no se puede comprender. Guerras y más guerras, fanáticos a punto de locura y ni hablar de la atrocidad de esta mujer que decapitó a una niña y paseo su cabeza por las calles de Moscú.

¿Puede una mujer o cualquier persona, vanagloriarse diciendo que Alá se lo ordenó? Gulchejra Bobokulova, la niñera uzbeka fue acusada de decapitar a una niña de tan solo cuatro años y de exhibir la cabeza de la pequeña en la calle,  cerca de una estación del metro de Moscú.Y ha asegurado que Alá le “ordenó”.

Ninguna persona en su sano juicio, puede decir que Alá o Dios o como quieran llamarlo, le va a ordenar a que cometa semejante crimen tan atroz. Gulchejra Bobokulova encima ha reconocido su culpabilidad ante el tribunal que investiga lo sucedido como si fuera lago natural. Pues decía que si Alá se lo ordenó, ella debía hacerlo, por lo que no dudó de decapitarla y mostrar lo que hizo por Alá.

Gulchejra Bobokulova mostrando la cabeza de la niña a quien decapitó
Gulchejra Bobokulova mostrando la cabeza de la niña a quien decapitó

No se puede entender que Bobokulova, que es una mujer de 38 años de edad, moscovita, casada y madre de tres niños, haya realizado este comentario en declaraciones a la prensa, cuando se dirigía escoltada por policías este miércoles a la vista ante el tribunal.

Ya en la corte, la mujer, con la mirada fija, tranquila escuchando a su abogado y al fiscal decían ante la corte, no se inmutó en ningún momento, ni se justificó, ella daba por sentado que había cumplido con lo que Alá le había encomendado, pero, según la policía que estuvo con la asesina, han comentado que sufre de problemas mentales, según su abogado y médicos psiquiatras, pues reconoció  una y otra vez los hechos y además asumió la culpabilidad de este suceso que ha causado una gran conmoción en Moscú.

Los moscovitas por su parte, llevaron en el día de ayer, flores, juguetes y dulces a la entrada de la estación de metro de “Oktiabrskoye Pole”. Mientras que vecinos, acompañaban y daban fortaleza a los padres de la niña decapitada

Related posts

Leave a Comment

*