Donald Trump cree que será presidente de los Estados Unidos

Donald Trump o Hillary Clinton

¿Donald Trump compra votos?

Una gran parte de los ciudadanos americanos creen que Donald Trump compra votos para llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Trump es todo un personaje, un político que prepara con ahinco cada una de sus frases, para luego soltarlas públicamente, digamos que es un boxeador de los micrófonos.  Cree que es un personaje que se tiene confianza a si mismo y que cambiará la historia de los Estados Unidos. No importa como se llegue a la meta. Donald Trump dice que en la guerra todo está permitido y esta carrera es como una guerra donde todo estaría permitido con tal de llegar donde él desea.

Camina con la cabeza alta y los brazos a los lados. Donald Trump se atreve a todo en cada discurso. Suele hacer algún que otro chiste, coquetea. Muchos le tildan de payaso y que se sabe perfectamente que si ganara las elecciones, el país se arruinaría.

Tiene un estilo propio, siempre impecable en el vestir, aunque lo mata en cuanto abre la boca, pero eso a los ciudadanos no les convence mucho a una gran parte, pero a otros sí.

Hillary Clinton, por su parte, hace lo imposible tratando de llegar a la presidencia de forma honesta, pero su contrincante pareciera que hasta se burla y trata de menospreciarla como mujer, que según él dice: que una mujer debería dedicarse a la cocina y criar hijos y no meterse en terrenos que no le concierne.

Muchos ante este comentario machista, dicen que es un pobre millonario con discursos pobres. Que está lleno de odio hacia todo inmigrante, hacia los mexicanos y hacia el actual presidente Barack Obama. Es como aquel niño rico que tiene todo, pero no tiene lo elemental: el amor y respeto de sus semejantes, es entonces que necesita sobresalir convirtiéndose en el centro de atención para que siempre estén pendientes de él. Pues cada palabra o gesto hace que aparezca en portadas de revistas y periódicos, webs, trendy topics, etc.

El punto clave de la estrategia comunicativa de Trump es conseguir que hablen de él, aunque sea mal, pero que hablen. Y parece ser que surte efecto. Este pobre republicano, ve como su nombre sube en las encuestas al mismo ritmo que aumenta el odio hacia su persona. Entonces se siente importante.

Ahora habrá que ver, quién llegará a la Presidencia de los Estados Unidos, si Hillary Clinton o este pobre magnate.

Related posts

Leave a Comment

*