Salud bucal: Mujeres y hombres a partir de los 45-50

El cuidado de la salud bucal

La higienista bucodental Stephanie Schapiro, nos comenta que ir a una clínica dental a revisarse y hacerse una higiene bucal, no está en la lista de las personas. A no ser que sufra de dolor de muelas, caries, tengan problemas de sensibilidad dental, gingivitis y más problemas dentales, jamás visitan una clínica. La salud bucal es primordial como cualquier dolencia en cualquier parte del cuerpo.

Es verdad, que cuando son niños, los padres se preocupan por la dentadura de sus hijos, pero a medida que van creciendo a no ser por tener una anomalía, se despreocupan de ello. Y es una pena que al menos una vez al año o cada seis meses se den una vuelta para saber sobre la salud bucal.

Cuando ya somos adultos, hablando de mujeres que pasan por la menopausia y postmenopausia, así como el hombre en su andropausia y postandropausia, se debe tener más precauciones que cuando se es joven, porque es allí donde la dentadura se vuelve débil y se debe tener más cuidado.

Cambios hormonales

Los cambios hormonales que se experimentan por ambos sexos en esta etapa de la vida,  afectan a la mucosa bucal, las encías y los huesos de la boca, de ahí que se experimenten nuevos malestares en algunos casos y es entonces que toman contacto con su odontólogo.

Entendemos que la Seguridad Social hoy en día no cubre casi nada de lo que una persona necesita y deben recurrir a clínicas dentales particulares. Por momentos hay ofertas que conviene, pero hay una gran parte de la gente que no puede pagar un arreglo dental. Ya que la Seguridad Social, piensa que es una estética cuando en realidad, estamos hablando de la salud que ante infecciones bucales, pueden se derivan hacia otras partes del cuerpo alguna otra dolencia.

Molestias dentales

Algunas de las molestias más comunes en la gente de 45-50 años y más, son la sequedad bucal, la alteración del gusto, ardor, retracción de las encías o que genera sensibilidad y aumento de la posibilidad de caries, la debilidad ósea con consecuente pérdida de piezas dentales y problemas con la articulación temporomandibular. Claro, viéndolo así de este modo, uno se pregunta: ¿tengo que ir ya al odontólogo y cómo hago para pagarlo?¿Existen sitios donde puedan costar un poco más económico para hacerme todo lo que debo hacer por mi dentadura? La respuesta es sí. Solo debes ir o bien al Colegio de Odontología o a la Universidad de Odontología para que les indiquen adónde hacerse una buena revisión bucal y confiar en un buen colegiado.

Ahora bien, es menester que recordemos aquellos cuidados que hay que tener siempre, pero que es muy importante, mantener la salud bucal cuando se entra en la menopausia y en la andropausia.

Salud bucal

  • El buen cepillo de dientes y cepillado con un buen dentífrico especial, al menos dos veces al día, especialmente después de cada comida.
  • El uso del hilo dental, para llegar a donde no alcanza el cepillo, esto se vende en la farmacia.
  • La visita al odontólogo, al menos dos veces por año.
  • Se debe regular el consumo de azúcar, ya que facilita la formación de caries.
  • Vigilar las encías. Si están inflamadas o sangran mucho, prueba con enjuagues bucales como Oraldine que es uno de los mejores.
  • Mantener una buena higiene de aparatos dentales o prótesis, en caso de que uses.

 

 

EFE Salud brinda tips específicos que se suman a los anteriores para combatir las problemáticas bucales que surgen a partir de los 45 años.

Combatir las problemáticas

Consumir alimentos con vitaminas A, E y C: esto fortalece la mucosa bucal que protege la dentadura. ¿Dónde las podes encontrar?  Por ejemplo: en la vitamina A está presente en frutas y vegetales anaranjados y amarillos, queso, yema de huevo y pescados aceitosos. Las vitaminas C y E las encuentras en kiwis, aguacates, cítricos, tomates, aceitunas, nueces, semillas y espinaca.

  • Opta por dentífricos poco abrasivos: como la mucosa y los dientes están débiles, hay que elegir una pasta dental que no sea demasiado agresiva. El mismo odontólogo o higienista bucodental te aconsejarán cual será el correcto para ti.
  • Usa un cepillo con puntas redondeadas: esto reducirá el posible daño al esmalte y a las encías sensibles.
  • Estar atenta al bruxismo: los cambios psíquicos de la menopausia y andropausia producen stress y tensión, lo que puede derivar en bruxismo, es decir, apretar los dientes mientras dormimos sin darnos cuenta. Esto los desgasta y daña el esmalte, además de generar dolor de cabeza. Si no te das cuenta, si estás rechinando los dientes al dormir, visita a un odontólogo, ya que ellos logran darse cuenta si tienes este problema en base al estado de tus dientes.
  • Controla tus encías: en esta etapa, es importante prestar especial atención a la salud de las encías, ya que son las más afectadas por los cambios hormonales. Los problemas en esta parte de la boca no siempre producen síntomas, por lo que se recomienda que un periodoncista, las revise en profundidad. La enfermedad en las encías incluso puede generar complicaciones cardíacas, así que, ¡no te dejes estar!
  • A las personas diabéticas: las personas diabéticas son las que más deben cuidar la dentadura y deben visitar a su odontólogo tres veces al año y si dos veces al año a una higiene bucal, dado que producen mucho sarro o tienen problemas de gingivitis.

Conclusión

Cuida tus dientes, dedícales tiempo y visita al odontólogo. No siempre es agradable, pero ya sabes: más vale prevenir… ¡que sufrir después! ¿estas de acuerdo?

Related posts

Leave a Comment

*