Francia: un detenido en la Torre Eiffel

Torre Eiffel, Francia

Un hombre detenido en Francia

El hombre detenido el sábado con un cuchillo al pie de la Torre Eiffel en Francia, dijo a los investigadores en la cárcel, que quería cometer un atentado contra un militar y que estaba en contacto con un miembro del grupo yihadista del Estado Islámico (EI), según comentó al periodismo una fuente cercana a la investigación.

El sospechoso, es un francés nacido en el año 1998 en Mauritania, con antecedentes psiquiátricos. Este fue detenido después de pasar por la fuerza, uno de los controles de seguridad del célebre monumento parisino y gritar “¡Allahu Akbar!”.  Los soldados que están permanentemente estacionados en la Torre Eiffel, lo rodearon y le ordenaron que tirara su arma, lo cual hizo sin atacar a nadie, indicó la fuente de seguridad.

La sección antiterrorista de la fiscalía de París, abrió una investigación por “asociación de malhechores terrorista con la intención de cometer crímenes contra personas”, y por “intento de asesinato de personas de la autoridad pública”.

No hay motivos terroristas

En un primer momento, la fiscalía había descartado los motivos terroristas, pero el hombre confesó a la policía que quería atacar a un soldado y que un contacto en el seno del grupo EI “lo animó supuestamente a pasar al acto”, según la fuente próxima a la investigación.

¿Por qué Francia?

La pregunta del millón es: ¿por qué Francia es el epicentro de todo ataque islámico? Políticos, historiadores y otros expertos, coinciden en que existen razones que van más allá de lo puramente militar. Se trata de un ataque a los valores que Francia tiene y que los cumple a rajatabla.

No solo los de Francia, sino los de todos los países que comparten la fe en la democracia, la tolerancia y el valor del ser humano. Se trata de una embestida contra los valores de la Ilustración del siglo XVIII, contrarios a su visión totalitaria del mundo”, afirma el exministro socialista Jack Lang, que preside el Instituto del Mundo Árabe en París.

Atacan a todo Occidente, pero Francia es un país especialmente simbólico, no sólo por su firme participación militar en Siria, sino por ser el lugar de la Revolución de 1789 y del Siglo de las Luces. En los ataques orquestados contra Francia, esa dimensión simbólica no es nada secundaria. El apego de los franceses, a los valores republicanos, especialmente el laicismo, es algo que contrariaría al islam radical, incluido a sus partidarios residentes en Francia.

 

Related posts

Leave a Comment

*