Pareja: identificando problemas

terapia matrimonial

 Hablemos de identificar los problemas de pareja

Es un tanto difícil hablar de los problemas de pareja a un extraño, aunque sea un psicólogo. Sin embargo, se hacen preguntas para reflexionar sobre lo que está ocurriendo, y estas son alguna preguntas que ambos como pareja debieron analizar.
Las preguntas fueron hechas por una psicóloga del Hospital Infanta Leonor de Madrid. Si bien, las consultas son privadas, Sonia y Mauricio aceptaron que la periodista asistiera para tomar nota.
Psicóloga: Descríbanme brevemente los problemas de cómo es vuestra relación?
Mauricio: el problema es que todo gira hacia al pasado y no se puede vivir del pasado, sino del presente.
Sonia: el problema viene del pasado que no se solucionó en su momento y no ha hecho nada para solucionar lo que realmente me molesta.
Psicóloga: Sonia, dígame y descríbame detalladamente lo que considera que es un problema importante.
Sonia: mi calvario comenzó antes de casarme. Cuando estaba de novio con Mauricio y yo quedé embarazada. Su hermana para “salvarle el pellejo” me ofreció pastillas para abortar y él se calló la boca. Yo jamás he obligado a él a casarse conmigo, él se casó porque quiso, aunque llegó un momento en que no quise casarme por la presión que estaba viviendo.
Y si bien, no la ha frenado, ha continuado a lo largo de todos estos años de mi matrimonio metiéndose en nuestras vidas, como si fuese alguien importante dando su opinión y jamás parándole los pies. Él le tiene miedo a su hermana. Su madre jamás fue así, era una persona amorosa. Además jamás me dio prioridad como esposa, jamás vi que me respetara como esposa. Tal es así, que un día ya cansada, le dije: o tu hermana o yo y contestó: mi hermana. No podía creer lo que escuchaba. Obvio que allí fue la copa que rebalsó el agua y he dicho BASTA, hasta acá. Pero él nunca se ha querido divorciar de mi. Y esta es su última oportunidad, ya a la edad que tengo con mis hijos grandes, no toleraré nada de nada.
Psicóloga: Sonia, descríbame los dos últimos episodios en lo que el problema estuvo presente.
Sonia: Los últimos episodios es que me ha agredido levantándome la mano y esta vez, no más, porque lo dejo. Es una persona agresiva. Pero jamás le ha levantado la mano a su hermana cuando hablaba y habla mal de mi, o sea, yo soy la madre de sus hijos y esposa, pero pasa de mi. Para mi, yo ya no lo puedo respetar más cuando yo como culpable aguanté su irrespetuosidad hacia mi persona.
Psicóloga: ¿Con qué frecuencia aparecen estos problemas?
Sonia: Depende, a veces frecuentemente, otras pasan meses en que se deja manipular, aunque él diga lo contrario.
Psicóloga: ¿Qué circunstancias hacen que el problema disminuya o desaparezca?
Sonia: Disminuye cuando no llama por teléfono, pero cuando le dice: vení, él corre. No prohíbo la relación con su hermana, sino que él debe separar y saber que lo importante es la mujer que ha elegido como madre de sus hijas, la que está las 24 horas o debo pensar que su hermana es tan egoísta que al no ser feliz, le desea lo mismo. Porque en todos estos años no ha logrado divorciarnos.
Psicóloga: Descríbame con detalle cuándo fue la época en que su relación se deterioró más por este motivo.
Sonia: Fue a los cuatro meses de casada cuando me levantó la primera vez la mano por su hermana, aunque en realidad fue cuando quiso hacer desaparecer a mi hija.
Psicóloga: Ahora, detalle cuándo fue el último periódo en que la relación de pareja fue más satisfactoria
Sonia: creo que nunca fue satisfactoria, porque sentí que jamás me había querido realmente. Me sentí anulada como mujer. Cuando alguien a quien tu quieres jamás ha sido importante en su vida, llega un momento en que ya no te duele. He llorado tanto, que no recuerdo un período de satisfacción
Mauricio: para mi fue satisfactorio cuando nacieron nuestros hijos. Pero es que todo giraba y continua girando en torno a mi hermana y no en nosotros.
Psicóloga ¿Creen que la causa del problema es la hermana de Mauricio?
Sonia: si, amén de otras intolerancias
Mauricio: no, pero para mi es importante mi hermana, es mi único familiar
Psicóloga: ¿Cuál es la causa real del problema?
Sonia: no haber frenado a su hermana en el momento que debió frenarla y metiéndola siempre en nuestras vidas como pareja. Yo no tengo por qué tolerar a una persona que me desagrada. La pareja es de dos, no de tres.
Mauricio: que ella viva siempre en el pasado, no vive el presente
Psicóloga: Me lleva a reflexionar a que ambos no solo tienen problemas por una “hermana”, también está la no comunicación, el no escucharse, el no hablar serenamente, el no comprenderse mutuamente por qué es importante aquello o esto, el que no se pongan en la posición uno con el otro. La hermana está, pero si no  hay comunicación y se dice claramente las cosas poniéndose en el lugar del otro, la pareja no funciona. Ambos deben complementarse como pareja, ambos deben fusionarse.

Tratando de identificar los factores personales

Psicóloga: ¿Se sienten atractivos?¿Creen que vuestra pareja es atractiva?
Sonia y Mauricio: si…
Psicóloga: ¿Qué es lo que más valoran de su pareja?
Sonia: no lo sé, es tanto ya lo que llevamos de distanciados que se me pasa por alto. Lo que puedo decir es que es una persona trabajadora, con nuestros hijos es dedicado, aunque hubo un episodio que no me gustó, que se la tomó con uno de nuestros hijos porque yo no saludé a su hermana un día. Que si debemos ir al hospital nos acompaña. Me acompaña a hacer compras
Mauricio: es una buena madre. Es una mujer honesta porque dice lo que piensa. Ambos siempre hemos ido a los lados acompañándonos. Es buena cocinera.
Psicóloga: ¿Se demuestran los sentimientos, el afecto, cuando han estado bien a la pareja?
Sonia: hace mucho tiempo lo demostraba, cuando me comenzó a agredir y a no respetarme, obviamente si se acercaba, me volvía fría.
Mauricio: no hay atracción, aunque muchas veces me he acercado a abrazarla o darle un beso.
Psicóloga: Cuando ambos se cojen de la mano o se pasan el brazo para abrazarse mientras caminan o cuando miran televisión, ¿qué sentimiento sienten?
Sonia: es por inercia, no siento
Mauricio: ella es muy fría
Psicóloga: Cuando han tenido relaciones, ¿han sido satisfactorias o creen que lo hicieron sin sentimiento, solo por una necesidad natural?
Sonia: no fueron satisfactorias  las últimas veces y de eso hace ya diez años
Mauricio: tengo disfunción erectil, por lo que me cuesta.
Psicóloga: ¿Les agradaría tener una vida sexual activa en que ambos se sintieran satisfechos?
Sonia: no lo sé
Mauricio: claro que si
Psicóloga: Para ambos, ¿en qué se basa la confianza en una pareja?
Sonia piensa por unos minutos y contesta: la confianza es la que vas generando en la medida que tu ames a esa persona y tu prioridad sea esa persona, teniendo proyectos juntos, luchando juntos en la vida. Pero cuando quiebran la confianza, es difícil poder volver a confiar en esa persona.
Mauricio: es lo que dijo ella.
Psicóloga: ¿Cuál es el papel en que cada uno debe desempeñar como pareja?
Sonia: si no hay confianza, no hay respeto, no te pones un poco en la piel del otro, la pareja no funciona. Para mi o es blanco o es negro, no gris. Yo le he dado la confianza suficiente y se lo he demostrado muchas veces, también me he puesto en su piel en ciertos momentos.
Mauricio: si, me debo poner en la piel de Sonia. Pero también debe respetar mis pensamientos y lo que deseo, como yo los de ella y de los que no me puse nunca.
Psicóloga: Ahora, enfrentados, si deben decirse algo, lo dirán alto y claro. Si deben pedir perdón también.
Entonces Sonia comenzó a llorar en silencio y se le pregunta a Mauricio. ¿qué le pasa a Sonia?Él responde: estará recordando el pasado…
Tanto Sonia y Mauricio aun siguen en terapia de matrimonio, están aprendiendo a ponerse en la piel del otro y a escucharse, lo cual es un gran paso.
Pero tú como lector(a) ¿qué opinas de este caso?¿Te pasa a ti lo mismo en que no hay comunicación con tu pareja?¿Hay problemas en la pareja por un tercero o simplemente son problemas solo de pareja? Deja tu comentario

Related posts

Leave a Comment

*