Entrevista a coach y padres

educación

Preocupación de coach y padres

Hoy en día, tanto niños como adolescentes no tienen límites fijos, son consentidos de sus padres y luego más tarde tienen graves problemas de comportamiento. Hoy hemos tenido una entrevista entre coach, profesores, maestros y padres para hablar sobre lo que más preocupa.

Periodista: Hoy en día, tanto niños como adolescentes son consentidos de sus padres, llegando al punto de no poner límites. ¿Por qué pasa eso?

Coach: Los padres creen que dándoles todo es lo mejor. No los educan poniendo límites, por lo que más tarde tienen consecuencias graves, como lo es el comportamiento en que los puede llevar a la agresividad

Un padre: Bueno, no es tan así. Yo a mi hijo lo he consentido, pero también lo he educado bajo ciertas normas. En casa nos obedece, aunque en la escuela, no tanto, pero eso es porque los profesores no ponen límites.

Coach: Ud. como padre pudo haber educado y consentido en ciertos aspectos, pero no le ha enseñado a comportarse en la escuela. Ud. hecha culpas al docente de no saber dirigir un grupo con problemáticas. Ahora bien, le diré para que cada padre piense: en primer lugar la educación de buenos modales y principios y valores, deben provenir de la casa. La escuela o colegio, solo enseña materias de las cuales se debe preparar a un alumno para el futuro que deberá enfrentar después de una carrera realizada.

No es obligación del maestro o profesor enseñar modales, valores y materias. La educación se reparte entre los padres y los docentes, no todo el docente. Hay padres que solo echan culpas al docente para desligarse de su propia responsabilidad.

Una madre: Pero también los docentes tienen que colaborar. Ellos tampoco ponen límites.

José, Profesor de psicología: Le aclaro para su conocimiento, que los profesores y maestros ponen límites, pero cuando se ponen límites, el niño o joven se queja con sus padres y si no le satisface la respuesta que el cuerpo docente les da, de inmediato van a Consellería a quejarse.

Coach: Vamos a calmar los ánimos. Lo que se desea enseñar tanto a padres, profesores y maestros como a los hijos-alumnos es dialogar con las partes implicadas.  Por un lado, el rol que cumplen los padres en el aprendizaje de sus hijos. Los hijos manifiestan lo que viven en la casa y en la escuela y se apoyan en sus pares, a veces lo hacen equivocadamente, porque lo que debe prevalecer es la comunicación y no el consentimiento o colocarles tareas extra para que les de a los padres libertad. La idea errónea de padres es que la educación se la debe dar la escuela y no es así.

Por otro lado, el docente tiene una obligación civil que es la de formar en materias que luego con ese aprendizaje salga al mundo laboral que le espera en una sociedad exigente. Es verdad, que dentro del aula, los límites los marca el profesor y que el alumno debería acatar.

El hijo-alumno debe aprender que todo en la vida, se tiene límites y no por eso debe enfadarse ni con los padres, ni con los profesores. Si no entiende lo que se le explica como normas, se les avisa que tendrá consecuencias por su comportamiento. Si esas consecuencias no son lo suficiente, entonces se hablará con un especialista para abordar la problemática.

Periodista: Los niños y jóvenes, que manipulan a sus padres haciéndoles ver, que si no hacen lo que ellos dicen amenazan o se vuelven agresivos.¿Qué hacer?

Coach: Los padres no deben tener problemas en poner límites a sus peticiones, cuando sean inadecuadas. Decir “no” dando razones que sustenten esta respuesta favorece la tolerancia a la frustración y la capacidad para tolerar la frustración es una variable de desarrollo de gran importancia para la adaptación a la realidad.

Periodista: Pero, aquí ¿quién tiene la culpa de que se llegue hasta ese extremo de intolerancia de los hijos a los padres cuando estos le ponen límite?

Coach: Es como cuando un mayor le da un caramelo a un niño o joven y luego se lo quita, este llorará o hará berrinche. Lo mismo es cuando los padres le dan todo y de pronto cuando desean poner límites, hacen de todo para salirse con la suya y no hay que ceder a los caprichos, se debe fundamentar el por qué no hará determinada cosa. Y no hay que temer, así les amenace o les quiera pegar, porque se le denunciará, aunque esto es ya en caso extremo.

Periodista: En este momento, ¿debería existir una escuela para padres?

Coach: si, debería existir para padres y docentes y otro extraescolarmente para hijos-alumnos. Para que quede bien definidas los derechos y obligaciones que tiene cada uno. Pero de momento, no se ha implementado lamentablemente.

Agradecemos a varios padres, profesores y maestros y al coach de educación por habernos permitido el conocer cómo actuar con nuestros hijos.

Related posts

Leave a Comment

*