Para qué comprar ropa

belleza4

¿Te devuelve el espejo lo que quieres ver?

¿Quién no quiere verse bien ante un espejo? No creo que alguien desee lo contrario, ¿verdad? Pero, ¿qué sucede si has decidido bajar de peso? Son varias las ideas lógicas vienen a tu mente, en relación con el tema de la ropa y tu apariencia, ¿verdad?.

¿A qué ideas lógicas vienen a la mente?

La primera que piensas es: ¿para qué comprar ropa nueva si voy a perder peso? esta pregunta te la haces referida al dinero que no gastarías ahora para luego gastarla cuando estás delgada (o). Lo cual es un error.

La segunda es tu autoestima está de por medio, y sólo gastarías dinero en comprar ropa si ves resultados a la vista. Si ves que estas adelgazando, irás comprando ropa y sino lo logras, te afecta emocionalmente. Pero todo es un proceso.

En ese proceso de nueva imagen, de belleza y nutrición, te harás preguntas como: ¿dentro de cuánto sucederá ese cambio de imagen? ¿me lo he propuesto en un año o dos?¿conseguiré ser disciplinada(o)?

El proceso de bajar de peso, ayudada con el médico de cabecera y nutricionista puede tardar unos 6 meses, 1 año o más. El subir de peso es la consecuencia de los hábitos de comer, no de la comida en sí. Por eso, el reto está en la mente y en la autoestima, acompañada de esa vocecita que te dice: “no lo lograrás, jamás te verás como aquel hombre o como aquella mujer, tú siempre has sido así”. Si tienes mente positiva, lo lograrás pero si tienes pensamientos de esos que arruinan tu motivación y actitud, vas muerta. ¿Cuántas son las veces lo has intentado? y la gran pregunta del millón “¿esta vez lo lograrás?”.

¿Cómo ayuda un cambio de imagen a bajar de peso?

Pese a todas las excusas que siempre te has metido auto convenciéndote en contra de iniciar un proceso de cambio de imagen y belleza, te encuentras en un reto de bajar de peso ahora mismo, y éste entra a fortalecer un elemento interno sumamente poderoso que es: tu autoestima. 

Como Consultora de Imagen Personal, lo he constatado una y otra vez, que cuando una persona viene a mí, y me cuenta que quiere verse mejor y no tiene el peso ideal que desearía, porque tiene algunos kilitos de más. Yo le enseño cómo debe aprende a encontrar la ropa con el corte correcto, el color que más le favorece para el tono de su piel y los accesorios que proyectan su estilo.

Transformando su imagen, aún cuando no ha llegado a su peso ideal. Y de pronto, frente al espejo empieza a gustarse más. Cuando descubren que la ropa, en verdad es determinante para lucir más delgados o elegantes, ya sea porque aprendieron a que las prendas con estampados les agregan visualmente más volumen, y que con el cambio, les favorecen más las telas lisas, observan que un color que jamás pensaron usar, realmente les transforma su apariencia, y al verse con colores más alegres, se olvidan de vestir todo el tiempo de colores oscuros y prendas muy holgadas.

¿Por qué no un cambio de imagen mientras bajas de peso? 

En realidad, es que la primera inversión que debes hacer, es acudir con una consultora de imagen, y si deseas elegirme adelante. Lo importante es que des este primer paso, porque es el especialista del estilo y la armonía visual.  Porque  en tu mente piensas que es la persona delgada quien se ve fantástica. Pero aunque aun no tengasw tu peso ideal, debe prevalecer la personalidad, que debe ser fuerte. Tienes una profesión, aunque seas una ama de casa o un barrendero de la calle. Deberás potenciar tu estilo de vida y tus objetivos para verte bien.

En segundo lugar, tu necesitas que tu armario sea analizado y se realice una limpieza profunda. Debes decirle adiós a todas aquellas prendas que no te favorecen ni por talla, estilo, color, corte y código de vestimenta: Street Style, formal, Business casual, cóctel-noche y casual de fin de semana. Luego identificar las prendas que urgen adquirir en una tienda.

Debes pensar no en las ideales que todo armario debe tener. Seguirás bajando de peso y la ropa que adquieras, no debe ser la más cara, pues será transitoria, te acompañará en tu proceso y fortalecerá tu autoestima; proveyendo una alta dosis de motivación par continuar bajando de peso.

Si te gustas más, te motivas más.

Finalmente, inicia un proceso psicológico de autoaceptación pero no de conformismo sobre tu persona, las cuales son dos cosas totalmente diferentes. Eres una mujer preciosa, acéptate.

Por estas razones es que un cambio de imagen comienza desde el interior, en tu mente, no en el exterior como en el programa “Cámbiame” u otros similares que hay en televisión, tampoco en la cantidad de dinero que tengas para “vestir bien”.

Siempre y tenlo presente, invierte en ti, en tu autoestima e imagen. Será una de las mejores decisiones de tu vida.

Related posts

Leave a Comment

*