Cuidados de belleza para el bebé recién nacido

Cuidados de belleza al bebé

Llegamos con el bebé a casa, ¿qué hacemos?

Llegamos a casa con nuestro bebé recién nacido, y comienza la odisea de ser mamá primeriza y no saber qué hacer. Se comienza a generar muchas dudas. Una piensa, que bueno en el hospital no había mucho que hacer. porque las enfermeras de pediatría se ocupaban del aseo y cuidados del bebé. Pero ahora, me toca a mi.

Lo primero que nos asalta en cuanto a preocupación es cómo limpiar el cordón umbilical del bebé. Luego cuándo comienzo a cortarle las uñas de pies y manos, cuándo le debo cortar el pelo, en qué momento le doy el primer baño, cómo hacerlo y así un sinfín de preguntas.

Entonces vamos a ir paso a paso resolviendo esas dudas de mamis primerizas.  El cordón umbilical es lo que más preocupa. Al dejar de recibir aporte sanguíneo, se momifica y se acaba cayendo solo, pasados unos días. Para curarlo los neonatólogos y pediatras recomiendan utilizar alcohol de 70ºC,  otros aconsejan solo agua y jabón y hay otros neonatólogos que dicen que no hace falta hacer nada. Prohibido usar povidona yodada para curar el ombligo. En caso de que huela mal o supure, lo llevas al pediatra para que te diga lo que se debe hacer.

Los primeros días, es normal no saber si abrigarlos o no, porque una piensa que en el útero materno estaba a una temperatura justa con respecto al exterior donde puede hacer frío o calor. En realidad, los bebés tienen nuestra temperatura, por lo que debes ponerle la ropa correspondiente a la estación en que vivas en ese momento. Como ellos no regulan la temperatura como nosotros, por lo que sería ideal que le toques la zona del cuello y la espalda para saber si están bien como están vestidos o bien si tienen frío o calor.

El baño se sugiere que lo bañes cada día, hay otros pediatras que aconsejan bañarlos dos o tres veces en la semana y luego pasarles una toallita húmeda que viene en paquete o plástico. Siempre que se bañe al bebé debe ser con jabón de glicerina neutro y a una temperatura de 37º. El baño del bebé se hace una vez caído el ombligo. Después del baño debes secarlo muy bien, especialmente dale atención a los pliegues para que esas zonas estén secas.

Después del baño, es aconsejable aplicar una crema, aceite de coco o un talco para bebés, aunque hay algunos pediatras que no lo aconsejan. Es importante que después del baño, no le coloques de inmediato el pañal, deja que se sienta libre. Para una mejor comunicación del bebé con la madre, es preciso que le des un masaje por el cuerpo. Tanto la crema, el aceite o talco, ponlo en tus manos, frota bien y comienza a masajear. Jamás debes poner estos elementos sobre la piel del bebé directamente. Piensa que ese momento es muy importante la comunicación bebé-mamá.

Otro factor importante son las uñas. Solo se cortarán cuando haga falta. Si no quieres recortarlas porque te da miedo la tijera o el alicate, puedes limarlas.

El cuidado de los ojos, las orejas y la nariz. Si hay legañas, porque los conductos lagrimales no siempre funcionan bien, y no limpian los ojos como debieran, se limpian con un poco de suero o con té de manzanilla tibio y con una gasa. Se deben limpiar las lagañas de dentro hacia afuera y luego tiras la gasa, siempre va una gasa para cada ojo, no a los dos ojos.

Para limpiar los oídos del bebé hay un spray que venden en las farmacias para sacarle la acumulación de cera en los oídos. Y para limpiar la nariz del bebé, es necesario utilizar suero fisiológico con dos gotitas en cada orificio.

Ahora, vayamos a la limpieza del bebé en las zonas genitales. O bien lo llevas al baño y con agua tibia y jabón de glicerina neutro le lavas esa parte o bien con una toallita húmeda que compramos en el mercado o farmacia. Si se irritara la zona perianal a causa de un pañal que no absorbe bien la pis por ejemplo del bebé o porque está muchas horas con el pañal descartable y no lo cambias seguido. Se le pasa una pasta casera hecha con aceite de oliva y macena o bien pasta al agua que se vende en farmacia para la paspadura.

Hablemos también del lavado de la ropa del bebé. La piel del bebé es muy delicada. Debes tener en cuenta que la ropa del bebé no se puede lavar junto a otras ropas. La ropa del bebé debe lavarse sola, lo mismo las sábanas. Se lava con jabón de Marsella en barra o líquida. No le pongas luego suavizante porque podría darle alergia.

Otra cosa a tener en cuenta, es la costra láctea, que es un problema estético. En realidad, es una dermatitis seborréica que no produce ningún síntoma y que solo se retira con el aceite de oliva, aceite de almendras o aceite de bebé de una marca famosa, aplicándolo en la cabeza durante un rato, reblandece las costras y así, media hora después, saltan al bañarle y al pasarle una esponja por la cabeza.

Por último, el corte de pelo del bebé, es una cuestión de estética e higiene. Conviene que el bebé se lo pele totalmente, para sacar ese pelo con el convivió dentro del vientre de la madre. Es conveniente pelarlos hasta los seis meses, cuando ya después crece el pelo definitivo. El corte del cabello, es mejor que lo haga una peluquera especialista en bebés. No se te ocurra pasarle tu, la rasuradora eléctrica o de cuchillas.

Estos consejos de cuidados de belleza para el bebé se deben cumplir lo mejor posible, no sea que alguna bacteria llegue al bebé por descuidos nuestros.

Related posts

Leave a Comment

*