Consejo de belleza para premamás

embarazo y belleza

La belleza en la mujer embarazada

Cuando una mujer está en estado de buena esperanza, no solo tiene miedos ante una primera maternidad, sino que las emociones comienzan a florecer por toda la piel. El cuerpo de una mujer embarazada sufre varios cambios, pero ese cambio, la hace aún más bella. Es el más bonito estado para una mujer.

Y es que el embarazo, especialmente en a recta final, se puede convertir en una auténtica montaña rusa de emociones y miedo como se dijo en el párrafo anterior. La relación, de la mujer con su propio cuerpo está en plena vorágine de felicidad ante la idea de convertirse en mamá. A veces suele pasar, que una mujer embarazada pase de la alegría al enfado y frustración de ver cómo cambia su cuerpo, su organismo.

Tiene sueño, a veces pereza, cansancio, se le hinchan los pies a causa de retenciones de líquido y aunque muchas mujeres son dinámicas más que otras, en un momento tratan de evitar todo malo pensamiento en cuanto a belleza se refiere.

Para ayudar a todas esas nuevas mamis, es que les damos estos consejos:
1. Relájate al máximo. Un buen masaje, te puede aliviar los dolores y molestias asociados al embarazo. Se puede hacer masajes con aceites orgánicos.

Los ejercicios deben ser lentos, pausado, como hacer yoga para embarazadas o natación para embarazadas, eso ayudarán a mantenerte en forma de una manera saludable, amén de fortalecer la piel de tu cuerpo, evitando la aparición de estrías o que la musculatura se te descuelgue después del parto.

2. La Hidratación. Vas a bebe por lo menos dos litros de agua al día, para hidratar tu piel y tu cabello por igual. Vas a evitar el café y las bebidas con gas, así también como los zumos de frutas concentrados, que son los que te elevan los niveles de azúcar e insulina en la sangre por lo que se puede aumentar la glucosa y si eres propensa a tener diabetes, esto que se te ha dicho, no es recomendable en absoluto.
3. El cabello debe lucir brillante. En el embarazo es recomendable usar los champús orgánicos para todo tipo de cabello, sin activos químicos ni parabenes, que puedan causar daño al pelo, llevándose de esta forma con ellos, los aceites naturales de tu cabello.

4. ¿Y que me dices de las uñas?  Muchas veces las uñas se debilitan, por lo que es conveniente hacerte tu misma la manicura o si prefieres ir a una experta en manicura puedes ir para fortalecer las uñas y no se partan, ni se abran en dos o aparezcan las clásicas manchas blancas en las uñas. Es recomendable usar un aceite protector para manos y uñas para mantenerlas suaves. Si deseas colocar en tus manos un esmalte puedes hacerlo. Eso si, cuando laves el piso o limpies la casa, ten cuidado con el uso de lejías, amoníacos o cualquier abrasivo en época de embarazo, pues puede aparecerte urticaria o alérgias.

5. Mimar tus pies. Toda futura mamá, suelen aumentar por mes entre 1 y 3 kilos y llegar a un peso mucho más del recomendable. Y los grandes afectados son los pies porque cargan con todo un gran peso. Más del que habitualmente estaba acostumbrado. Lo normal es usar un zapato cómodo para que los pies no sufran. La hidratación, es importante para que tus pies y piernas no se hinchen y así obviar la retención de líquidos. Es recomendable que masajees los pies y piernas en la mañana y noche para que drenen.

6. Cuida tu espalda. El peso extra que llevas en el embarazo, no solo afecta los pies, también afecta a la espalda, en especial a los músculos que ayudan a mantener el equilibro entre panza y las lumbares. Por lo que se sugiere, realizar ejercicios de estiramiento y sentarse erguida y no encorvada.

7. La exfoliación e hidratación de la piel. hazla al menos dos veces al mes, cada 15 días para ayudar a mantener la piel radiante especialmente en los meses de invierno o verano, para reactiva la circulación.

8. Puedes comer de todo.
 La nutricionista en este caso, te dará una dieta completa, con una gran cantidad de fruta fresca, vegetales, nueces y semillas, pescados grasos y proteínas. De ser posible, apuesta por los alimentos de origen orgánico, que sean libres de químicos, y procura que los vegetales, hortalizas y frutas que consumas, sean lo más coloridos y variados posible: cuantos más colores tengan, más antioxidantes tendrás. Trata de comerlos crudos, para absorber aún más nutrientes.

9. El Zinc es imprescindible en una embarazada. El zinc es esencial para mantener pelo, piel y uñas saludables. El estrés en el embarazo es el enemigo número uno, ya que te desgastará las reservas de zinc, por lo que asegúrate de incluir en tu dieta: el arroz integral, semillas de calabaza y avena.

10. Multiplica los beneficios de tu dieta. A veces, es aconsejable y no en todos los casos adherir suplementos nutricionales de calidad. Así como Multivitaminas y minerales, Omega 3, ácido fólico o betacarotenos que ayudarán al desarrollo del bebé, y así, tendrán un efecto más que positivo en tu aspecto.

Esperamos que todos estos consejos puedan ayudarte en todo este tramo tan especial de tu vida. Y si tienes alguna duda y nos quieres preguntar o bien comentarnos tu experiencia, somos toda oídos.

Related posts

Leave a Comment

*