Adelgazar: cómo debes cambiar de chip

Adelgazar: reto mental

Adelgazar es el quid de la question. Hemos ido a nuestro médico de cabecera y después de un análisis de sangre, para saber las patología que han arrojado, él nos ha derivado a un médico nutricionista para que nos de un régimen adecuado sumado a ejercicios físicos. Cuando se decide un régimen para controlar el peso, es todo un reto mental. Cualquier objetivo que te propongas, mantener una mentalidad positiva, es clave para tener éxito. Por eso, si tu objetivo es bajar de peso, la primera parte del cuerpo que requiere tu atención es tu cabeza, tus pensamientos, tus ideas. Pon tu actitud en forma siguiendo estos pasos para no decaer.

Actitudes positivas

Evita esos pensamientos del “todo o nada”. Aprende, que tropezar, caer en “un permitido”, es un error pero que puedes sacudir y seguir con el plan trazado. El camino que se te ha trazado es un zigzag, no recto. Intervienen muchos factores, por lo que el chip de tu cabeza debe cambiar.

 

Mantente enfocada en el presente, en el hoy

En el que no te agobies pensando si llegaré a la meta establecida. Lo importante es que comenzarás tu régimen en la próxima comida sumado al ejercicio y no te vengas con excusas, que ellas son “la trampa” para que dejes antes de empezar.

 

Ponte pequeñas metas

Si te sirve de algo, ponte pequeñas metas, pero que puedas cumplirlas. Esta estrategia, va de la mano con enfocarse en el presente. Cada decisión cuenta, y los pequeños esfuerzos amén de logros, te des por satisfecha. Divide siempre tu gran objetivo en una serie de metas pequeñas y verás cómo poco a poco irás logrando todo lo propuesto.

 

Practica la atención plena hacia tus objetivos.

Si te has mentalizado que en tres meses, quieres bajar 6 kilos, o sea dos por mes, hazlo. Hay que estar consciente de los pensamientos que pasan por la mente y ojo con no aceptarlas como verdades, especialmente los pensamientos que son pesimistas y derrotistas. Presta atención a tus pensamientos y reconsidera cómo influyen en tus decisiones y ojo que no solo en un régimen o ejercicios, sino en todos los órdenes de la vida. La atención plena, también se puede usar para aprender a alimentarse de forma consciente y evitar comer por las razones equivocadas y atiborrarse.

 

Comprométete contigo misma/o.

El compromiso es imprescindible para tener el éxito deseado. Es importante que lo escribas en una hoja en blanco, esa promesa a ti misma/o a cumplir ciertos pasos que te ayudarán a llegar a tu meta, por ejemplo: ir al gimnasio o a caminar tres veces por semana, tomar 8 vasos de agua al día, no saltear comidas, dormir bien, aprender a relajarme. Pero recuerda, y no te abrumes, no hay que ser perfecta/o, si un día por esas casualidades no cumples con tus objetivos, vuelve a comenzar. Como dijimos al comienzo, ¡no todo está perdido y tu puedes hacerlo! ¡Eres una persona maravillosa, que merece estar bien de mente, cuerpo y alma!

Related posts

Leave a Comment

*